Mientras la niebla blanca y tenue como tela de araña se adueñaba de la mañana enganchándose a los árboles, 7 intrépidos aventurer@s salimos de casa en busca de la naturaleza en un día único e irrepetible.

Comenzamos a senderear por el valle de la Fuenfría. Íbamos ascendiendo hacia el famoso Reloj de Sol de Cela, erigido en homenaje a los primeros senderistas que contribuyeron a difundir la belleza y valor de la Sierra de Guadarrama.

Más adelante desde los miradores de Vicente Aleixandre y el de Luís Rosales, nuestra mirada perdida se concentró y se volvió salvaje, entre una vegetación en la que ningún arbusto miraba a otro, a causa de la fantasmagórica niebla que nos ha envuelto por momentos, mientras iban surgiendo los poemas que nos rodeaban escritos sobre las rocas.

Y como colofón nos hemos despedido tomándonos unas cervecitas en Casa Cirilo.

Todo ello en muy buena compañía y buen ambiente como es habitual en Multiaventuras Pompilo con: Santi, Marta, Stefania, Carlos, María, Carlos Spain y Jose.

Disfrutad de las fotos y nos vemos el sábado que viene en la última excursión antes de volverme para Irlanda mis queridos aventure@s.


Pompilo

Pompilo ese antiguo navegante que fue transformado en pez piloto por el dios Apolo, el cual, será el encargado de llevarnos a otra dimensión a través de sus increibles aventuras.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *