Mágico fin de semana. Realmente hemos disfrutado un montón de todo, pedalada a pedalada con nuestras bicis a través de Barrow Way, casi todo sobre hierba…
La cena en el pub con Guinnes y el bacalao nos sirvió para reponer fuerzas, antes de la velada bajo las estrellas y el fuego.
Hacía mucho tiempo que no compartía una noche junto a un fuego en medio de la naturaleza, escuchando entre otras melodías, una música muy atmosférica, como una música vikinga nórdica que puso nuestro amigo Rob. Para mí, ese fue un momento mágico…
Y el clima ha sido simplemente deslumbrante con mucho sol….
Las conversaciones en español- portugues con Mr.  Jay, me han hecho sentir como si estuviera de regreso por la península ibérica por momentos, solo nos faltaba  la sangría.
Gracias a tod@s, por hacer posible un fin de semana perfecto, observando las estrellas y con la diversión durante estos días.
Ah y gracias a todas las personas desconocidas con las que conversamos en el camino. Su amabilidad hace que todo valga mucho más la pena y sea más auténtico.
Mejor imposible.

dig
sdr