Hoy mi bici me ha pedido hacer todo un clásico de la Comunidad de Madrid. Así que con la fresca, me he ido a mi querida Pedriza a zigzagear por la ruta de «Las Zetas» entre personajes de roca que parecían tener vida propia.
Para bicivolar no hay tregua, así que siempre hay tiempo para zigzaguear, entre los laberínticos caminos de La Pedriza.
Mejor imposible.
Passion for life!!!