Esta ruta ha sido espectacular. Hemos empezado a pedalear bien temprano. Observando como cada gota de lluvia, se reflejaba sobre los prados, como un manto plateado que contenía toda la esencia de la mañana. El vídeo y las imagenes hablan por si sólas. Mejor imposible.
Passion for life!!! 😉