En este día he podido disfrutar de la bonita ciudad de Wicklow y sus alrededores.
«Todavía al sur fui y al oeste y al sur otra vez,
A través de Wicklow desde la mañana hasta la noche,
Y lejos de las ciudades y los sitios de hombres,
Vivió con el sol y el deleite de la luna.
Conocía las estrellas, las flores y los pájaros.
Los lados grises e invernales de muchas cañadas,
Y apenas recordaba las palabras humanas,
En conversación con la montaña, páramos y pantanos.»

J. M. Synge.