Durante miles de años, la gente se ha sentido atraída por el «valle de los dos lagos» por su paisaje espectacular, su rica historia, su arqueología y su abundante vida silvestre. Glendalough es un lugar extraordinario para calmar tu mente, inspirar tu corazón y llenar tu alma. Hoy hemos tenido un día increíble de montaña desde Glendalough, donde hemos comenzado a senderear siguiendo el camino de St. Kevins, hasta Wicklow Gap. Posterormente hemos subido a Tonlagee y regresando por los Brockaghs.
Otro día perfecto!!!
Passion for life!!!  😉
PompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompiloPompilo