Un sábado más  hemos ido a respirar el alma verde de los árboles, caminando con el cielo por techo, esta vez junto al río Cambrones. Donde hemos tenido el placer de bañarnos en las cristalinas y frescas aguas de sus Calderas, la llamada del Guindo, la de Enmedio y por último La Negra, todo un placer para nuestros sentidos.
Y cuando nos pareció que habíamos llegado al final del camino, resultó que era sólo una curva abierta a otro paisaje y a nuevas curiosidades……
Todo ello en muy buena compañía y buen ambiente como es habitual en Multiaventuras Pompilo con: Santi, Selene, Arturo, Ana y Jose
Disfrutad de las fotos y nos vemos en la próxima excursión mis queridos aventure@s.