Hoy por fin han bajado las primeras nieves del otoño, callada y sin avisarnos. Ha sido un día espectacular, en el que comenzamos a senderear sobre un manto blanco de nieve, en silencio, monte arriba, todos juntos, como si fuéramos a conquistar el cielo. Y eso hicimos al llegar a la pradera de Majalasna, e incluso Ángel uno de nuestros más intrépidos aventureros, ascendió hasta la cima del Pico de Majalasna a 1.934 metros de altitud. Posteriormente iniciamos un agradable descenso rodeados de un espectacular paisaje, que parecía por momentos como si fuésemos los protagonistas de una postal invernal. Y por supuesto como es habitual en Multiaventuras Pompilo en muy buena compañía y buen ambiente.
1.jpg 710B.jpg11.jpg 14.jpg15.jpg 19.jpg202223.jpg23B.jpg24B.jpg25b26B.jpg26.jpg27.jpg34.jpg35.jpg36.jpg38.jpg37.jpg40