Este nuevo año 2020 comenzó regalándonos nuevas experiencias, sensaciones y emociones en unos Pirineos que nos recibieron bien vestidos con su túnica blanca….

Nuestro campamento base durante tres noches  fue el Refugio Casa de Piedra cerca de Panticosa. Desde allí hicimos varias rutas de esquí de travesía.  El primer día de travesía fue rumbo al Pico Baciás a 2.580 metros. Y el segundo día de travesía fue rumbo al Pico Espelunciecha  a 2.399 metros, pasando por los Ibones de Anayet, foqueando sobre un manto de nieve que lo cubría todo de blanco.
El último día al amanecer, mientras cargábamos todo en el coche para volver a casa, el cielo peinaba su cabello con ese megalítico peine al que llamamos Pirineos para decirnos adiós…..


Pompilo

Pompilo ese antiguo navegante que fue transformado en pez piloto por el dios Apolo, el cual, será el encargado de llevarnos a otra dimensión a través de sus increibles aventuras.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *